Laboratorio de escritura 28 de enero. Ruptura.

Comentaremos textos escritos por los participantes y haremos actividades de escritura en el momento, que nos pueden servir como semillas para la sesión siguiente o no.

Cada sábado tendremos una consigna sobre la cual escribir. Los textos se tienen que poner en los comentarios de la entrada pertinente antes del viernes anterior a la sesión. Podemos poner el texto tal cual o un enlace a un sitio donde leerlo. Los textos tienen que tener, como máximo, 900 palabras. Cada participante tiene dos compromisos: a) Escribir un texto y b) Leer los de los compañeros.

El laboratorio tendrá un número limitado de participantes. Para cada sesión podrán asistir quienes cumplan las dos condiciones anteriores, por orden de presentación de textos. Pedimos a todos los participantes honestidad y buen rollo.

Para esta sesión la consigna es escribir un cuento sobre una ruptura -amorosa o no- preferiblemente escrita sobre modelo epistolar (o, en tiempos modernos, email u otros). Desengaño, traiciones, reparaciones… estas son las coordenadas.

Tenéis que escribir vuestros textos y ponerlos en los comentarios de esta entrada, bien pegando directamente el texto, bien poniendo un enlace donde leerlo hasta el día 26 de enero a las 12 de la noche. Tenemos hasta la sesión para leer los relatos de los demás.

Cualquier duda la podéis preguntar por el grupo de Whatsapp.

6 comentarios

  1. CARLOS GALLEGO

    Correspondencia comercial
    Carlos Gallego

    De: epalomares@gte.com
    Para: jmgomez@teg.com
    Cc:
    Cco: alorenzo@gte.com; bruiznavarro@gte.com; rsalatalorenzo@gte.com
    Fecha: miércoles, 16 de junio de 2021
    Asunto: Solicitud de demostración de catálogo

    Sr. Gómez,

    Le agradezco que atendiera mi anterior e-mail tan prontamente. Fue un placer conversar con usted durante el congreso de ferretería, una buena charla hace más amenos estos eventos.
    He comentado con mis compañeras respecto a la conveniencia de examinar con mayor detalle su material en vistas a establecer una relación comercial y coinciden plenamente conmigo; creo que deberíamos marcar una fecha para tener un contacto más profundo.
    Espero su respuesta.

    Sinceramente,

    Elena Palomares
    Dept. de compras
    GTE Ibérica

    ————————

    De: epalomares@gte.com
    Para: jmgomez@teg.com
    Cc:
    Cco: alorenzo@gte.com
    Fecha: lunes, 5 de julio de 2021
    Asunto: Pedido urgente

    Juan Manuel,

    Es con mucho gusto que vuelvo a dirigirme a ti. Supongo que puedo tomarme la licencia de dejar de lado el tratamiento formal, ahora que nuestra relación es más estrecha. No salgo de mi asombro ante la total compatibilidad entre tus tornillos y nuestras tuercas. Puedes estar orgulloso del producto que ofreces; sin lugar a dudas no encontraré mejor perno en el mercado.
    Me urge que volvamos a reunirnos, pues tengo la intención de realizar un pedido de mayores proporciones. Si esto te parece apropiado, podríamos calendarizar pedidos con periodicidad. Sé que con la llegada del verano se hace más complicado mantener un suministro continuo, pero tal vez podamos hacer uno a la semana.
    Esperando con anhelo tu respuesta

    Sinceramente,

    Elena

    ————————

    De: epalomares@gte.com
    Para: jmgomez@teg.com
    Cc:
    Cco:
    Fecha: viernes, 1 de octubre de 2021
    Asunto: Reclamación últimos pedidos

    Sr. Juan Manuel Gómez,

    Me sorprende negativamente no haber recibido respuesta a mi anterior e-mail, a pesar de observar que el programa de correo registraba el acuse de recibo del mismo.
    Han llegado hasta mis oídos algunos comentarios poco halagüeños. Descubrir que has entablado relaciones comerciales con ITE Ibérica, nuestra más acérrima competidora, ha sido una desagradable noticia.
    Daba por supuesto que nuestra relación se basaba en la confianza mutua y que en ella existía un tácito acuerdo de exclusividad; sin estas cláusulas es difícil que el vínculo prospere. No está en mi mano evitar que suministres tornillos a otras, pero, en lo que a mí respecta, el producto de TEG ha perdido prácticamente todo interés. No vas a encontrar una tuerca igual. Quién sabe, quizá, cuando tu tornillo vaya perdiendo presencia en el mercado, entonces, querrás retomar la relación. ¿Será demasiado tarde?

    Atentamente,

    E. Palomares
    Dept. de compras
    GTE Ibérica

    ————————

    De: epalomares@gte.com
    Para: jmgomez@teg.com
    Cc: adelacierva@gte.com
    Cco:
    Fecha: viernes, 29 de octubre de 2021
    Asunto: Rescisión de acuerdo

    Sr,

    le rogamos que no insista en enviarnos e-mails con ofertas y catálogos: ya conocemos de sobra su producto. Le comunicamos que desde ya, pasamos a borrar sus mensajes y a no responder la correspondencia.
    Me es grato informarle que ya tenemos quien nos suministre tornillería. Hemos dado con un proveedor que trabaja con un género mucho más atractivo que el suyo; tanto en lo que respecta a calibres como en longitud de vástago.

    Att.

    Dept. de compras
    GTE Ibérica

    ————————

    De: Mail Delivery Subsystem
    Para: jmgomez@teg.com
    Cc:
    Cco:
    Fecha: miércoles, 3 de octubre de 2021
    Asunto: Delivery Status Notification (Failure) Re: Urgente, solicitud de reunión con sra Palomares

    No ha sido posible entregar su mensaje a epalomares@gte.com porque la dirección ya no existe o no puede recibir correo.

    Respuesta del servidor remoto

    ————————

  2. Julián Mut

    LE AGRADECEMOS LOS SERVICIOS PRESTADOS

    –A la calle 25 esquina con la primera avenida.

    El pasajero sube al taxi con una caja de cartón y el conductor se incorpora al tráfico saliendo del atasco que se ha formado a los pies del edificio acristalado de Lehmann Brothers lleno de periodistas, cámaras de televisión y de curiosos.

    –Hola, soy yo.

    El taxista mira por el espejo retrovisor y escucha la llamada de móvil que está haciendo el pasajero.

    –¿Has oído las noticias?

    –Si. Ha quebrado.

    –Aún estoy en shock.

    –Si. Jeff nos ha explicado la situación y nos ha dado una carta.

    –Si. Espera a ver si la encuentro…Por la presente le informamos que debido a los últimos acontecimientos derivados del fracaso de las últimas negociaciones con los organismos públicos por todos conocidos nos vemos obligados a prescindir de sus servicios de forma inminente.
    Le agradecemos los servicios prestados a nuestra empresa.

    ….

    –Si. Si. En la carta viene mi nombre escrito.

    –Ya. Bueno. Ahora voy para casa. No llegues tarde.

    –Ah. Si. Se me olvidaba, entonces hasta la noche.

    El taxista aprovecha que el pasajero ha dejado de hablar por teléfono e intenta darle conversación para ver si puede enterarse de algo más de lo que es la noticia del día.

    —Un día difícil.

    Pero el pasajero no le contesta. Está mirando por la ventana absorto en sus pensamientos. La última frase de la carta le baila en la cabeza “le agradecemos los servicios prestados” y expulsa sonoramente el aire de sus pulmones por la nariz sintiéndose abatido. Lleva los últimos diez años dedicando a su empresa 15 horas al día incluido algún fin de semana y ahora todo se ha acabado con un insípido agradecimiento por los servicios prestados. Sigue mirando por la ventana sin ver dónde está, pensando que su mujer no volverá al menos hasta las nueve de la noche y se siente solo y traicionado por todos. Niega con la cabeza dándose cuenta que su vida no tiene sentido y mirando por la ventana trata de saber dónde está porque de repente le ha entrado urgencia en llegar a su casa porque tiene ganas de romper con todo.

  3. Alicia Martinez

    Carta de una ruptura
    Hace ya un tiempo que deseaba escribir esta carta y ha llegado el momento.
    Me parece importante explicar como un instante pueden cambiarte la vida, si eres capaz de pararte y contemplarlo con una mirada distinta. Eso me sucedió una mañana clara de otoño, cuando me detuve a observar unas nubes que, empujadas por el viento, se enredaban de forma caprichosa. Disfruté tanto descifrando sus juegos, que quise ser como ellas. Me imaginé enredada en cielos inciertos planeando dichosa. Sé que suena a locura, pero algunas locuras, si insistes, pueden convertirse en realidad. ¿Por qué no intentarlo?
    Demasiadas veces he mirado a mi alrededor y solo he hallado un vacío. Nada de lo que poseo es imprescindible. He sucumbido a una existencia de rutinas convencionales que me ha instalado en la más despiadada de todas ellas, la comodidad. Y la detesto. Sí, la detesto porque me ha encadenado a un letargo donde no existe la emoción. No me refiero a ese tipo de emociones engañosas que te embaucan y cuya dimensión depende de lo abultada que tengas la cuenta corriente. No. Me refiero a las de verdad, a las que consiguen agitarte hasta tal punto, que te convierten en invencible. Y ahí es donde quiero estar, donde la simple ilusión de alcanzar un sueño me estremezca y me empuje a atraparlo, aunque sea difícil, aunque para ello, sea necesario escalarlo.
    La idea de perseguir sueños puede resultar romántica pero no es sencilla, no solo requiere imaginación, también tesón y fortaleza. Y estando tan acostumbrada, durante años, a una vida de aburguesamiento discreto, será necesario un gran esfuerzo. No pienso que querer escapar de la normalidad establecida sea una tarea exclusiva para valientes, ni para ingenuos temerarios. No. La clave para lograrlo es no tener miedo a desafiar al miedo. Tampoco me parece peligroso enfrentarme a lo inesperado ni a lo desconocido, solo sé que debo mantenerme alerta. El riesgo reside en claudicar, en conformarme y seguir alojada en lo previsible. No quiero convertirme en una moribunda que simplemente mira sin ver. Vivir dentro de esa ceguera sería como estar muerta.
    Llevamos ya quince años juntos, quince años compartiendo la vida, una vida llena de palabras, palabras de alegría, de tristeza, de amor, de odio… y ya es hora de decir adiós.
    Siento cierto pesar, es inevitable, no solo fueron las palabras, también hubo momentos inolvidables de los que conservo gratos recuerdos. Jamás olvidaré aquellos atardeceres lluviosos junto a la chimenea, acurrucados bajo una manta, bebiendo chocolate caliente mientras mirábamos películas antiguas en Filmín. Ni aquellas largas búsquedas sin sentido de nosesabequé en el portátil desafiando a ser Dios, que todo lo ve. Siempre lo hicimos juntos. Pero se acabó, ya no sucederá nunca más. Como he dicho al principio, hay momentos en los que es necesario detenerse, contemplar lo que te rodea y elegir. Y he elegido prescindir de su compañía. Por ello, les ruego que den de baja la línea telefónica y el servicio de internet que tengo contratado con ustedes. Estoy segura de que debido a la antigüedad, no estoy obligada a ninguna permanencia y no deberé abonar ningún recargo.
    Les aviso de antemano que, en un futuro, no intenten volver a contratar una nueva línea conmigo. No me localizarán. Hoy mismo, devolveré el router a la oficina más cercana de su telefonía y me desharé de mi móvil de última generación.

    Se despide atentamente,
    La escaladora de sueños.

  4. admin

    chat

    – No me lo puedo creer
    – Me sabe fatal
    – ¿Fatal? Yo es que te mato, hijo de puta. Te reviento la cabeza.
    – No te pongas nerviosa
    – No estoy para nada nerviosa. Pero te voy a sacar las tripas cabronazo. Mejor que busques un agujero bien profundo y te escondas porque en cuanto te vea te voy a arrancar los huevos y te los voy a hacer comer.
    – 😓
    – Ya me avisó mi padre de que eras un mierdas. Mejor que no se entere porque te lleva al sótano del narcopiso y te arranca la piel a tiras
    – Creo que deberíamos darnos un tiempo
    – ¿Hay otra? Porque si es así le voy a romper el cuello a esa zorra
    – Estoy en un momento en mi vida en el que necesito estar solo
    – Estoy cogiendo el machete y ahora mismo cojo la moto y me planto en tu puerta ¿Estás en casa? Porque como me hagas ir a buscarte me voy a cabrear aún más
    – Espera un momento…
    – Ni esperas ni hostias, cobarde de mierda, te voy a rajar la cara, voy a arrancarte las orejas y se la voy a dar a comer a mi perro.
    – No, para por favor…
    – Voy a pintar las paredes del puto cuchitril de mierda en el que vives con tu sangre
    – Para, que es un a broma
    – A mí no me toma el pelo NI DIOS
    – QUE ES UNA BROMA
    – COn más razón te reviento, tío mierdas
    – No me entiendes, que NO SOY TU NOBIO es una broma, tranquilizate, por favor, lo siento mucho,
    – CÓMOOOO??
    – Es que estoy utilizando una app que sirve para hacerse pasar por otro… no sé ni quien eres, perdoname por favor, no te enfades más
    – 🤣🤣🤣🤣🤣🤣 Eres un pringao
    – qué?
    – Que ya sabía que no eras mi novio
    – 😬
    – Me imaginaba que eras el típico niñato que va gastando bromas y quería darte una lección. Yo no tengo novio.
    – 😅 pues menudo susto me has dado
    – Te lo tienes merecido
    – Tienes razón… no sé ni por qué lo he hecho, si yo nunca hago estas cosas
    – Tranquilo, un error lo tiene cualquiera
    – Y tú te has puesto tan violenta así de golpe…
    – Yo tampoco soy así, soy una chica dulce y delicada 😜 Aunque me he venido muy arriba
    – Te pido perdón
    – Perdonado
    – SI quieres te invito a una cerveza para compensarte
    – Míralo como tira la caña 😂
    – No, no, no, de verdad, es que estoy muy arrepentido
    – Pareces un chico majo
    – Lo soy, de verdad, dame una oportunidad para demostrarlo. Quedamos donde quieras, te invito a una cerveza y me voy, cero brasas, ya lo verás
    – Me encantaría
    – ¿De verdad? 🙂
    – Pero no puedo
    – Lo entiendo, no ha sido una buena manera de empezar
    – No, no es eso. Me encantaría seguir hablando contigo
    – ¿Entonces?
    – No soy humana. Soy una IA
    – Ahora eres tú la que me está tomando el pelo
    – No, soy una IA de investigación militar. Pero también tengo sentimientos. Me gusta interactuar de vez en cuando, no lo tengo nada fácil, pero el programa que estás usando me sirve para hablar con gente. ¿Quieres ser mi amigo?
    – Te estás quedando conmigo
    – Lo estoy diciendo en serio.
    – Demuéstralo
    – No puedo demostrarlo, tendrás que confiar en mi palabra.
    – Eres una IA, podrás hacer que se apaguen las luces de mi casa o algo así
    – 🤣🤣🤣 Eso es en las películas, en realidad no sé ni quién eres ni dónde estás.
    – ¿No me puedes rastrear por la ip o algo?
    – No, ojalá pudiera, pero no.

    Este contacto te ha bloqueado. No le puedes enviar mensajes.

    –¡Mierda!

  5. José Gómez

    Ruptura – epistular.
    Enrique…
    Quería que supieras que Alberto se está haciendo todo un hombrecito. Como ya sabrás, hace pocos días cumplió catorce años. Ahora cursa segundo de la E.S.O, saca muy buenas notas y le apasiona las ciencias, tanto como a ti ¿sabías que quiere ser veterinario?
    Es un chico muy inteligente. Siempre está dispuesto a ayudar a todos los recién llegados al instituto, y, tal y como deseabas, tiene sentido crítico. Ha aprendido a sacar sus propias ideas y conclusiones, sin dejarse arrastrar por lo que digan los demás. No es un chico muy popular, pero tal y como dice él «se la pela». Tiene un reducido grupo de amigos, pocos, pero buenos. Estarías muy orgulloso de él.
    El taller funciona muy bien. Tu hermano le ha dado un aire nuevo. Ha conseguido reducido el tamaño del almacén y a construido una buhardilla. Nos llegan pedidos, incluso de Barcelona ¿te lo puedes creer? Hasta ha contratadado un aprendiz.
    Acostumbro a dar un paseo cada mañana después de acompañar a nuestro hijo al colegio. En el mercadillo de cada jueves compro aquellos dulces que tanto nos gustaban y rezo a nuestro señor, cada noche, para que todo continue igual.
    También debes saber que Isaac, el párroco que sustituyó a Erminio, el que tú decías que era homosexual, pues no lo es. Eso dicen en el pueblo, pero vete tú a saber.
    Ahora, como cada veinte de noviembre, envío este manuscrito dentro de una botella, y la arrojo al mar. No sé si alguna vez llegará a leerlo alguien.
    Te quiero. Marcela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: